domingo, mayo 22, 2011

Especial: ‘Rápidos y furiosos’; cinco películas y tres visiones

ff1

Muy bien, realizemos un rápido recuento a velocidad de auto por esta producción netamente comercial sobre la vida de héroes anónimos, aventuras, coches, chicas guapas, adrenalina, efectos especiales, bandidos y policías que acaba de cumplir 10 años en el cine (no, no es como la saga de Harry Potter); cinco películas que se han instalado en la moderna cultura cinematográfica como una moda de la relación entre hombre y máquina, claro; con esa excusa nos han vendido cinco films de acción, algunas más exitosas que otras. Y tengan en cuenta que se viene la sexta entrega.

‘The Fast and the Furious’: película entretenida sobre una subcultura

Rob Cohen se hizo cargo de la primera película, el director de ‘Dragón: la vida de Bruce Lee’ y ‘Corazón de Dragón’ se encargó de una idea que exponía en principio toda aquella cultura under que existe alrededor de los autos urbanos de carrera y sus variantes tecnológicas: carreras nocturnas al margen de la ley, féminas con comportamiento de groupies, tecnologías muy específicas sobre coches y un conflicto policial encarnado por el oficial O’Conner (Paul Walker) que se involucra en la banda de Dominic Toretto (Vin Diesel). Dom es la estrella del film, personaje carismático cuya ‘familia’ es lo primero y por los cuales siente mucho apego.

ff2

‘2 Fast 2 Furious’: película mediocre que parece cine B

John Singleton se hizo cargo de la secuela al cual no se apuntaba Vin Diesel tras negarse el derecho a convertirse en el siguiente héroe masivo internacional de acción (negó participar tanto en ésta secuencia film como en la que le correspondía a ‘Triple X’). Estamos ante un John Singleton impersonal, increíblemente torpe y a años luz de su grandiosa ‘Boyz N the Hood’ que nos ofrece un film donde O’Conner y el cantante Tyrese (y hasta Eva Mendes) tienen una aventura tipo ‘Miami Vice’ en la otra costa americana; vacía, inverosímil, sin carisma, con diálogos torpes y sin señales de mejora, los autos son sólo excusa para una continuación inencesaria, dañó artísticamente a la franquicia.

ff3

‘Tokyo Drift’: vuelta de tuerca en el lugar más apropiado

Justin Lin se hacía cargo de la tercera película de la franquicia y no tenía relación con sus antecesoras: un muchacho llamado Sean es relocalizado por su comportamiento en Tokio y descubre la maestría de la conducción japonesa. Aventura poco trabajada que sin embargo tiene clichés que gustaron a mucha gente (me incluyo) y la convirtió en un tipo de cine global sobre un tema específico, en lo personal me encantó el personaje de Han quien ejerce de mentor del inmaduro Sean; en un arranque de estrategia comercial se presenta al final a un Vin Diesel como un trotamundos. Para completar y celebrar la resurrección (yo diría salvación de la franquicia) el propio Diesel dirigió el corto ‘Los Bandoleros’ que mostraba algo de las aventuras que tenían entre Dom y Han en Centroamérica.

ff4

‘Fast And Furious’: verdadera pero terrible secuela del film

Justin Lin vuelve a la silla y dirigió la cuarta película que en rigor estricto sería la continuación de la segunda película pero como comentamos lo nefasto de lo ocurrido en Miami preferimos hablar de su conexión con la primera, Dom y su banda son los forajidos sobre ruedas en tierras latinas pero la pérdida de la amada de Dom le obliga a retornar a LA, a su hermana y a la investigación del cuestionado O’Conner. Involucrados ambos en una red criminal latino-americana; Dom está más interesado en la venganza y O’Conner en aclarar su destino debiendo elegir entre la legalidad y la genuina pero peligrosa amistad. Prometía mucho pero quedaron sensaciones muy pobres: acción sólo al principio y al final y con un bajo aprovechamiento de lo técnico y actoral, el cuarto film pasó con más pena que gloria.

ff5

‘Fast Five’. espléndido cine de acción internacional

Antes de la sexta entrega tenemos que hablar de éste film, que vendría a ser la pre-precuela de ‘Tokyo Drift’; O’Conner, Dom y Mia se han trasladado a Rio de Janeiro, una ciudad hermosa que con derecho propio ya es una capital mundial en todos los sentidos y donde transcurre la aventura más sólida y entretenida de los cinco films que estamos revisando. Estamos ante una versión a medio camino entre el homenaje y el plagio a ‘Ocean’s Eleven’ (más al de Soderbergh que el de Milestone) y corrige todos los errores que mostraba Justin Lin: seguro y certero en su dirección y firme en conducir a una constelación de personajes y actores (que es para asustarse): Diesel, Walker, Dwayne La Roca Johnson, Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Ludacris, Sung Kan, Matt Schulze, Tego Calderon, Don Omar y Elsa Pataky. Sorprende gratamente porque todos actúan bien y tanto el guión como la acción son muy disfrutables; autos? es lo de menos, créanme; recuperamos el espíritu de que la familia es lo más importante que teníamos a un inicio y ofrece nuevas perspectivas que esperemos no baje de calidad.

En fin, una serie comercial muy irregular que se ha forrado de dinero y que le obliga a invertir más en calidad si desea envejecer bien. Tres directores que han trabajado con distintas visiones y que en el caso de Lin responden finalmente muy bien a una audiencia que debe respetarse con estos productos enlatados. Hasta el próximo especial!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

de acuerdo! buen comentario...

Anónimo dijo...

aunque la parte 4 me gusto

Alexdangelo Choque Flores dijo...

Tiene su buen aire de melancolía pero hubo un nosequé que me hizo sentir con ganas de más.